Para el correcto porte de las lentes de contacto de ortoqueratología nocturna, es imprescindible que siga de forma estricta las recomendaciones realizadas por su contactólogo y que cumpla el siguiente calendario de visitas:

Incluye la información del tratamiento y los exámenes previos necesarios para la evaluación optométrica y salud ocular para proceder con la adaptación; topografía corneal y el cálculo de las lentes.

Prueba inicial de las lentes fabricadas especialmente para este caso. Posteriormente; evaluación ocular, visual y topográfica de la córnea. En caso de que todo sea correcto, se incluye en esta visita la enseñanza, manipulación y mantenimiento de las lentes.

Al día siguiente por la mañana tras haber dormido una noche con las lentes. En esta visita se realizará una evaluación completa del estado ocular, visual y topográfico y se decidirá si es necesario realizar cualquier cambio o modificación de las lentes a fin de mejorar cualquier aspecto que se considere necesario.

Revisiones de control cada cierto intervalo hasta obtener el alta de la adaptación. Una vez dado de alta se le recomienda acudir a una revisión cada seis meses.

Por último, es aconsejable que reemplace las lentes al año de empezar a ser utilizadas, debido a los posibles depósitos que pueda tener, puesto que se podría llegar a ocasionar una regresión del defecto de refracción, como consecuencia del deterioro de la misma.