¿Que es la Ortoqueratología?

La Ortoqueratología es un tratamiento, reversible y seguro, que mediante la adaptación de unas lentes de contacto gas permeable específicas, logra reducir la graduación que presenta el paciente, de forma temporal modificando la curvatura corneal.

En este tipo de tratamiento las lentes de contacto se utilizan por la noche mientras el paciente se encuentra durmiendo. Por la mañana al levantarse, las lentes son retiradas y no se vuelven a insertar hasta la noche, justo antes de ir a la cama. El efecto de moldeamiento de la córnea inducido por la noche por la lente se mantiene durante el día, permitiendo una visión clara. El paciente nunca debe abandonar totalmente el uso de las lentes de contacto, ya que la córnea, debido a su estructura elástica, recuperará su forma original, y por lo tanto, se reproducirá el defecto tratado.

Ventajas  que ofrece

La ortoqueratología ofrece la posibilidad de obtener una buena visión sin la necesidad de someterse a cirugía ni de utilizar gafas ni lentes de contacto durante el día, utilizando las lentes únicamente durante la noche, mientras se duerme. El tratamiento es reversible gracias a la estructura corneal que es flexible, plástica y moldeable de manera que al interrumpir el uso de las lentes, los cambios que se habían producido volverán a su estado inicial.

¿Quién se puede hacer Orto-K?

Al no ser necesario ninguna ayuda visual durante el día se convierte en un sistema ideal para:

  • Personas que tengan inconvenientes en el uso de gafas o lentes de contacto en un régimen de uso convencional
  • Deportistas (para todo tipo de deportes)
  • Personas cuya profesión requiera ver bien sin ninguna corrección (policías, bomberos, funcionarios…)
  • Niños, como control de la miopía, puede reducirse el avance de la miopía.

¿Cómo funciona el tratamiento?

Es una lente para el tratamiento de ortoqueratología que se diseña especialmente para cada paciente de forma individual y que cuenta con marcado CE. Para su prueba inicial, se fabrica una lente nueva. El sistema consiste en tomar una fotografía tridimensional de la córnea (topografía corneal) mediante un instrumento de alta precisión (topógrafo corneal) y mediante un software informático, especialmente diseñado para este tratamiento, con el cual se calcula y diseña la lente más adecuada para cada individuo, ordenando la fabricación detallada de esta lente al laboratorio quien se encarga de fabricarla utilizando la última tecnología. Este tipo de lente se elabora con materiales de hiperpermeabilidad al gas, lo que les confiere una alta seguridad al dormir con ellas gracias al alto paso de oxigeno a través del propio material. Debido a la geometría específica de la superficie posterior de la lente, la córnea va a ser modificada durante la noche, de tal modo que al cabo de unos días no será necesario utilizar ningún medio de compensación óptica. Del mismo modo que en cualquier lente de ortoqueratología, el efecto de la lente de contacto es reversible y temporal. Esto significa que, se deberán utilizar las lentes de forma continua durante todas las noches para mantener los efectos del tratamiento. Por tanto, la calidad visual dependerá del uso que se realice de las lentes de contacto. Si se considera que los resultados no son aceptables, o bien se suspende o se interrumpe el uso de la lente, la córnea vuelve a su estado inicial y será posible utilizar una lente blanda o permeable convencional después del tratamiento.

tratamiento ortoqueratologia soloptical